lunedì 27 febbraio 2017

escrevi  a pedido de um amigo Rafael Lopez Jimenez que precisava de umas palavras minhas! :


"Nací en Rumanía, crecí en Brasil, donde un vivir inquieto hizo crisis, cuando me encontré con el arte. El arte fue como un crisol transformador de angustias, sueños, ilusiones, desilusiones y anhelos de conocerme y poder comunicarme con los demás.
Probé la capacidad de mis manos para traducir imágenes y sentimientos. Hice cerámica, dibujé, pinté, grabé sobre metal, hallando en la diversidad de técnicas y materiales, las formas diversas de expresión que me acompañó hasta México, donde ahora vivo.
Rumanía con su influencia oriental, Brasil con su ritmo mágico, obsesivo, México con algunas manifestaciones de arte prehispánico, tan integradas a mi sentir, tuvieron su primera manifestación de lo que hoy es mi caligrafía: rayas. Estas líneas las expreso con una técnica “sui-géneris”, y creo, única: pastel sobre lino crudo. Fue en México, al ritmo sempiterno del mar –igual que mis líneas–, rayando con una rama la arena de Tecolutla. La marea tenía su ritmo: como la luz solar, el vuelo de las gaviotas, la risa de los niños, los recuerdos e ilusiones del amor, el viajar, el vivir, el transcurrir del tiempo, la rama sobre la arena…
Mi destino de nómada sigue su ritmo: me obliga a despedirme de México para vivir en Italia.
Por eso toda mi obra se llama ritmo..."






-- 
 

2 commenti:

João Menéres ha detto...

Um texto autobiográfico de um conteúdo espantoso e que numas poucas linhas traduz fielmente a tua imensa vida de Artista.
Muitas felicitações, MYRA LANDAU !

ana ha detto...

Só o gradeamento ou o suporte dos vidros? é que faz mais impressão.
Uma vida plena.
Beijinho. :))